Un Plan de emergencia y Autoprotección es la planificación y organización humana para la utilización óptima de los medios técnicos previstos, orientados a reducir al mínimo las posibles consecuencias humanas y/o económicas que pudieran derivarse de una situación de emergencia (incendio, explosión, fugas, ...).

Cada empleado que trabaje en el centro tiene que saber qué hacer en cada instante sin tener un momento de duda o vacilación.

El Plan de emergencia y Autoprotección debe ser redactado por un técnico competente y con arreglo a lo que se indica en la normativa legal, reglamentaria, provincial, autonómica y estatal.
 

Más información

¿Cómo puede ayudarle ASEM Prevención?

  • Realización del Planes de emergencia y autoprotección.
  • Realización de la implantación del Planes de emergencia y autoprotección.
  • Formación de los equipos de intervención y de las brigadas de evacuación.
  • Realización de simulacros de evacuación.

Manual de autoprotección
El informe se realiza por Técnicos de Nivel Superior en Prevención de Riesgos Laborales con amplios conocimientos en la materia.

El informe consta de los siguientes capítulos:

  • Capítulo 1. Identificación de los titulares y del emplazamiento de la actividad.
  • Capítulo 2. Descripción de la actividad y del medio físico en el que se desarrolla.
  • Capítulo 3. Inventario, análisis y evaluación de riesgos.
  • Capítulo 4. Inventario y descripción de las medidas y medios de autoprotección.
  • Capítulo 5. Programa de mantenimiento de las instalaciones.
  • Capítulo 6. Plan de actuación ante emergencias.
  • Capítulo 7. Integración del plan en otros de ámbito superior.
  • Capítulo 8. Implantación del plan de autoprotección.
  • Capítulo 9. Mantenimiento de la eficacia y actualización del Planes de emergencia.
  • Capítulo 10. Ficha de actuación para servicios externos de emergencia.

Implantación

El Planes de emergencia no debe quedarse en la realización de un informe y su posterior archivo, sino que el informe debe ser conocido por la Organización, formado el personal necesario, revisado cuando sea necesario y permitir realizar cuantos simulacros de emergencia sean necesarios.

Mediante la implantación del Manual de Autoprotección se consiguen los siguientes objetivos:

  • Conocer los edificios y sus instalaciones, la peligrosidad de los distintos sectores y los medios de protección disponibles, las carencias existentes según la normativa vigente y las necesidades que deban ser atendidas prioritariamente.
  • Garantizar la fiabilidad de todos los medios de protección y las instalaciones generales.
  • Evitar las causas origen de las emergencias.
  • Disponer de personas organizadas, formadas y adiestradas que garanticen rapidez y eficacia en las acciones a emprender para el control de las emergencias.
  • Tener informados a todos los ocupantes del edificio de cómo deben actuar ante una emergencia y en condiciones normales para su prevención.

Formación

Las acciones personales que no implican una práctica diaria o periódica, como algunas de las asignadas a ciertas personas en el Planes de emergencia, suelen caer en el olvido, por lo que es importante un Plan de Formación de dichas personas.

Para lograr que en caso de emergencia se pueda responder adecuadamente se deben emprender, al menos, las siguientes acciones:

  • Mantener reuniones informativas a las que asistirán todos los trabajadores del centro: dirección, mantenimiento, administración, otros. La primera será con motivo de la puesta en práctica del Planes de emergencia.
  • Todo el personal del centro recibirá adecuada formación sobre uso y manejo de medios de extinción, así como de los planes y vías de evacuación.
  • Se instruirá a todo el personal sobre las precauciones a adoptar para evitar un siniestro, así como la forma de actuar en caso de que se produjera.
  • Colocar, en sitios estratégicos, carteles con medidas especiales de tipo preventivo.

Acceso a los cursos de esta área que ASEM Prevención puede impartir. Acceso a ASEM Formación

Simulacros de emergencia

Periódicamente (se recomienda al menos una vez al año) se realizará un simulacro de emergencia en el centro, a ser posible en presencia de algún técnico o un oficial del Cuerpo de Bomberos más próximo.

Además, este tipo de simulacros es muy útil para tomar nota de detalles que han podido pasar desapercibidos en primera instancia, para saber los tiempos reales de evacuación, comportamiento de los trabajadores y visitantes ante la emergencia.

Se recomienda llevar un registro de los simulacros realizados en el que quede recogido los resultados de todas las acciones realizadas.

Planes de autoprotección en Cataluña (PAU’s)

Desde el 8 de enero de 2011 está en vigor en Cataluña el DECRETO 82/2010, de 29 de junio, por el que se aprueba el catálogo de actividades y centros obligados a adoptar medidas de autoprotección y se fija el contenido de estas medidas.
 

Más información

Las empresas que tengan una actividad tipificada y cumplan una serie de características específicas deberán cumplir con lo establecido en este Decreto.

El objetivo es asegurar la aplicación de medidas de autoprotección en las empresas y, en general, en las entidades y en los organismos que realizan actividades que pueden generar situaciones de grave riesgo colectivo, de catástrofe o de calamidad pública. También en los centros y en las instalaciones y sus dependencias, públicos y privados, que pueden resultar afectados de manera especialmente grave por situaciones de este carácter.

¿Cuáles son las obligaciones?

Las empresas de Cataluña que entren dentro del campo de aplicación del Decreto deberán realizar las siguientes actuaciones:

  • Comunicar afectación a través del registro electrónico.
  • Elaborar el Plan de Autoprotección (a realizar por técnico acreditado).
  • Presentar el Plan de Autoprotección a través del registro electrónico.
  • Incorporar al Plan las modificaciones que se deriven del informe de la administración.
  • Introducir en el registro electrónico los datos sobre análisis de riesgo de la actividad y de otros datos aplicables a la gestión de la emergencia (anexo IV).
  • Informar y formar a los trabajadores sobre el contenido del Plan (implantación).
  • Simulacros (cada año) (comunicación previa en centros o actividades de protección civil de los datos de Anexo V a través del registro electrónico).
  • Enviar a través de registro electrónico de informe sobre el simulacro (en 20 días hábiles).
  • Informe de descripción de las actuaciones de implantación y mantenimiento del plan realizadas en los últimos 4 años.
  • Comunicación en el momento de una emergencia (datos necesarios).
  • Comunicación posterior de la emergencia en un máximo de 7 días mediante informe (a través del registro electrónico).

¿Cómo puede ayudarle ASEM Prevención?

ASEM Prevención dispone de técnicos acreditados para realizar Planes de Autoprotección según el citado Decreto, pudiendo realizar:

  • Asesoramiento en todo lo relacionado con el Decreto (afectación, obligaciones, trámites, ...).
  • Elaboración del Plan de Autoprotección según los criterios establecidos en el Decreto.
  • Información y formación para la implantación del Plan de Autoprotección: formación equipos de emergencia, formación consignas de actuación, ....
  • Diseño y colaboración en Simulacros.
  • Asesoramiento y realización de todos los trámites telemáticos indicados en el apartado anterior.
  • Servicio Integral de Responsable Técnico para la realización de todas las obligaciones indicadas para la empresa.
Más información